Las medidas fundamentales contra incendios pueden clasificarse en dos tipos:

 

  • - Medidas pasivas: Se trata de las medidas que afectan al proyecto o a la construcción del edificio, en primer lugar facilitando la evacuación de los usuarios presentes en caso de incendio, mediante caminos (pasillos y escaleras) de suficiente amplitud, y en segundo lugar retardando y confinando la acción del fuego para que no se extienda muy deprisa o se pare antes de invadir otras zonas.
  • - Medidas activas: Fundamentalmente manifiestas en las instalaciones de extinción de incendios.

 



Medios pasivos

Para conseguir una fácil y rápida evacuación de los ocupantes del edificio, las diversas normativas determinan el ancho de los pasillos, escaleras y puertas de evacuación, las distancias máximas a recorrer hasta llegar a un lugar seguro, así como disposiciones constructivas (apertura de las puertas en el sentido de la evacuación, escaleras con pasamanos,...). También se establecen recorridos de evacuación protegidos (pasillos y escaleras), de modo que no solamente tienen paredes, suelo y techo resistentes a la acción del fuego, sino que están decorados con materiales incombustibles. Las disposiciones llegan a determinar que un tramo de escaleras tendrá un mínimo de tres escalones, para evitar caídas.


Medios activos

Los medios activos a su vez se dividen en varios tipos


Detección:

Mediante detectores automáticos (de humos, de llamas o de calor, según las materias contenidas en el local) o manuales (timbres que cualquiera puede pulsar si ve un conato de incendio).



Alerta y Señalización:


Se da aviso a los ocupantes mediante timbres o megafonía y se señalan con letreros en color verde (a veces luminosos) las vías de evacuación. Hay letreros de color encarnado señalando las salidas que no sirven como recorrido de evacuación. También debe de haber un sistema de iluminación mínimo, alimentado por baterías, que permita llegar hasta la salida en caso de fallo de los sistemas de iluminación normales del edificio.
Los sistemas automáticos de Alerta se encargan también de avisar, por medios electrónicos, a los bomberos. En los demás casos debe encargarse una persona por teléfono.


Extinción:

Mediante agentes extintores (agua, polvo, espuma, nieve carbónica), contenidos en extintores o conducidos por tuberías que los llevan hasta unos dispositivos (bocas de incendio, hidrantes, rociadores) que pueden funcionar manual o automáticamente.

Extintores :

Equipamiento para la extinción automática:

Presurización de escaleras:

Por otra parte, y en la edificación de mediana a gran altura, es ampliamente utilizado el método de presurización de las cajas de escaleras a fin de mantener una presión estática muy superior a la existente en los pasillos de los pisos. Este artificio es necesario para que los humos a alta temperatura no se desplazen hacia el interior de las escaleras, lugar destinado a la expedita evacuación de los ocupantes del edificio, además de evitar un posible efecto de tobera debido a la menor densidad propia de los humos, lo que provocaría una aceleración en la propagación del incendio y su difícil manejo. Este método de presurización se realiza mediante ventiladores industriales de tipo axial, de gran caudal, que generan una circulación desde la parte inferior de la edificación hasta un respiradero superior. Cabe recordar que para que este método surta efecto, las puertas cortafuego deben mantenerse cerradas siendo para ello lo más apropiado las puertas pivotantes.

Grupos de Presión:

DETECCIÓN DE INCENDIOS

 

La detección de incendios convencional es aquella cuyos elementos (detectores, pulsadores, etc.) se agrupan por zonas. Cuando una zona de detección o de alarma manual entra en alarma, se produce el aviso acústico y luminoso a través de las sirenas.
Este tipo de instalaciones de detección de incendios son las más comunes en pequeños locales o aparcamientos ya que, debido a las pequeñas dimensiones del local o el carácter diáfano del mismo, no es difícil la localización del elemento en alarma, aunque la centralita de control nos indica únicamente la zona donde se produce la alarma y cada una de estas zonas alberga un número relativamente alto de detectores.
Las instalaciones de detección de incendios convencionales son concebidas para una máxima duración y mínimo mantenimiento, además de su facilidad de manejo, por lo que son muy comunes en pequeños locales comerciales y garajes de viviendas, además de ser una instalación de obligado montaje en prácticamente todos los locales citados anteriormente.
Este tipo de instalaciones están diseñadas para detectar y/o dar aviso acústico de una alarma de incendios. Una vez detectado el incendio se procede de manera contratada con la Central Receptora de Alarmas, dándose aviso al cliente, Policía o bien Cuerpo de Bomberos, proporcionando una verdadera tranquilidad al cliente.


La detección de incendios analógica es un tipo de instalación mucho más compleja que la detección convencional, a diferencia de ésta, el sistema analógico reconoce individualmente a cada uno de los detectores, pulsadores, sirenas o módulos que la conforman, por lo que a la hora de reflejar una alarma, nos indica el punto exacto donde ésta se produce, ya que previamente y mediante programación, se nombran todos los elementos. Esto hace que sea, sin duda, el tipo de instalación mas adecuado para grandes edificios administrativos, hoteles, hospitales, etc, donde sería muy difícil la localización del punto de alarma con una detección por zonas debido a la gran compartimentación de estos edificios. Además, la detección de incendios analógica permite el control de elementos de otras instalaciones que tengan un rol importante a la hora de una posible evacuación del edificio, como son puertas cortafuegos de emergencia, sistemas de climatización, etc. Asimismo en un sistema de detección analógico se pueden integrar centrales de detección convencional o de extinción automática por gases, y ser controladas desde la misma central analógica, lo que hace de este sistema el más completo en cuanto a instalaciones de detección de incendios se refiere.